Cultura

Como todos los años y desde aquel primer 8 diciembre de 1854, donde fue adoptada la devoción católica a la Virgen de la Inmaculada Concepción, bajo el estandarte y la voz  del Papa Pío IX en su encíclica Ineffabilis Deus , documento que oficializó esta creencia para los católicos. Desde ese momento se arma el tradicional Arbol Navideño y en esta oportunidad el mismo se pone en la entrada de nuestro Municipio, recordando que las Festividades de Noche Buena y Año Nuevo son espacios de encuentro, de reflexión y de compartir.

Noches donde se dejan de lado toda diferencia y se trata de compartir en familia, con amigos o conocidos, espacio donde se cierran etapas, se realizan balances y sobre todo se proyectan las nuevas esperanzas de un año que se avecina trayendo el anhelo de nuevos proyectos, de nuevas metas símbolo de que nuestras vidas avanzan hacia el crecimiento y el desarrollo tanto personal como grupal.

Con el espíritu de transformar; nuestro árbol navideño está totalmente realizado con reciclado de botellas de plástico, la reutilización de este material denominado “PET” (polyethylene terephthalate), el cual tarda aproximadamente entre 100 a 1000 años en degradarse generando una complicación a nuestro medio ambiente.

En nuestros tiempos atravesamos la cultura de este mundo moderno donde todo se descarta y poco se reutiliza encontramos motivadora la experiencia de colaborar con la ecología en primera instancia local y así generar la conciencia como ciudad joven, pujante y expandiéndose día a día de contribuir con la preservación de ambiente, de nuestro suelo, de nuestro planeta.

Este árbol Navideño lleva en si, aproximadamente entre 1500 a 1800 botellas que fueron acopiadas por personal de recolección de residuos durante los días en que se realiza este servicio en los diferentes barrios de Colonia, también recibimos el aporte de personas que se acercaron y colaboraron con botellas, que estaban en conocimiento de este proyecto; la mayor parte de las botellas se recolectaron en la zona del basural local tratando de darle el sentido propio de recolectar, clasificar y reutilizar como se mencionó antes lo que otros desechan para transformarlo en algo positivo.

Desde el área de Cultura quiero agradecer a todos los que se abocaron a realizar este proyecto aportando en gran medida su grano de arena: Personal de Recolección, Personal del Taller Municipal, Personal Administrativo y de Maestranza. Agradezco la participación de la Sra. Concejal Norma Bottero que se unió a colaborar en esta tarea que con gran alegría veremos todos los días al pasar por el frente de nuestro Municipio.